Naturaleza, belleza y matemáticas

La naturaleza para mí es amiga y fuente de inspiración. Está llena de cosas con formas fascinantes como nubes, flores, caracoles, verduras, copos de nieve… Y resulta que estas estructuras, como son los espirales y fractales, pueden ser traducidas en fórmulas matemáticas. Se podría decir que deben su belleza a las matemáticas que se esconden debajo de sus formas, al igual como pasa con la música. Acabo además de enterarme gracias al video con el matemático Marcus du Sautoy que los pétalos de las flores tienen preferencia por los números 5, 8, 13 y 21 (forman parte de “la sucesión de Fibonacci”). Si te animas a contar el número de pétalos que tiene una flor, la mayoría de las veces el resultado será uno de estos números. Las matemáticas y yo nunca hemos sido amigas íntimas pero ahora las admiro de lejos.

Col Romanescu, un ejemplo bellísimo de la geometría fractal. Autor: Jon Sullivan

Col Romanescu
Autor: Jon Sullivan

Y hablando de coles romanescu, este fin de semana tuvo lugar el primer encuentro de arte y agroecología en Palmera, en el huerto de la Mandarina Borda. El programa estuvo muy completo e incluía desde Chi Kung a charlas, talleres, intervenciones, acciones artísticas y la colaboración de alumnos del IES Vall de la Safor de Villalonga. Si consigo fotos, las colgaré en un “post” aparte.

mandarinaborda encuentro 2013

Encontre d’Art i Agroecología

 

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s